jueves, 8 de agosto de 2013

Minimalismos 2

Así como hay sueños recurrentes, hay taxistas.
—¿Otra vez vos?—se ríe—. ¿Cómo andás con el asunto de la muela?
—Me la arrancaron—respondo, señalando mi mandíbula—. Ahora me duele el huequito...¿Y vos, cómo andás con el asunto... del corazón?
Hace un gesto cómico con la boca.
—Me lo arrancaron—se señala al pecho—. Ahora me duele el huequito...

4 comentarios:

José A. García dijo...

Casi que parece una respuesta de libro de citas.

Muy bueno, eso sí, rápido para responder.

Saludos

J.

NoeliaA dijo...

Jeje, sí, me sonó a rima cuando lo escribí, pero una vez concebido ya no pude eliminarlo, lo escribí, jaja. Gracias por comentar. Saludos

Oscar Wild dijo...

Es tan endemoniadamente ingenioso que me duele no haberlo escrito/pensado.
Me arrancaste este texto.. jeje..

NoeliaA dijo...

Te arranqué el texto y te duele el huequito! jajaja