sábado, 26 de noviembre de 2016

Lluvia

La primera gota fue como si alguien me tocara en el hombro. Me quedé esperando. La segunda me hipnotizó e inició un código morse que intenté descifrar como quien busca resolver la trivia del año. Cuando abrí los ojos,  el aguacero entero había caído sobre mí.
Cerré la reposera y me fui adentro, chorreando, con la ropa pegada al cuerpo. No estoy segura de haber decodificado el mensaje. Pero tengo posibles interpretaciones:
Los chaparrones te amamos
Precisas agua
Ya casi sos una planta
Hoy también hay que bañarse
Vas a crecer
Andas con ganas de mojarte entera

2 comentarios:

José A. García dijo...

"Hoy también hay que limpiar el espíritu".

O algo así. Hace mucho que no tengo tiempo de salir al patio con una silla y esperar a ver qué pasa...

Saludos,

J.

Noelia Antonietta dijo...

Buena interpretación! Gracias, José, un gusto que pases por acá.