martes, 30 de agosto de 2011

Prioridades

....En el vidrio de la cabina hay un sticker con un signo de exclamación que previene sobre la prioridad de atención a embarazadas, discapacitados y ancianos. Fichándolo apenas entrar, una embarazada corre hacia la ventanilla al mismo tiempo que un anciano que entra por la otra puerta. Para desempatar, les da alcance un discapacitado.
....—Yo estoy más embarazada que usted discapacitado—dice la mujer.
....—Yo estoy más viejo que usted redonda—dice el anciano.
....—A mí me falta un pedazo, y a ustedes no—tercia el lisiado, sobre su silla de ruedas.
....—Al menos usted está sentado—reprochan los otros dos.
....Desde el extremo final de la cola alguien oye y se acerca a tropezones, es una vieja.
....—¡Yo soy anciana, soy ciega y estoy embarazada!—embate la mujer, que se pone delante del empleado y con ligereza tramita lo que tiene que tramitar, mientras los otros tres la miran embelesados. Cuando voltea, la embarazada reclama:
....—Oiga, cómo va a estar usted embarazada...
....—No ha leído la Biblia, mi querida—responde la ciega—. Tarde para reaccionar, de todas formas... Y póngase antes que los otros dos, que usted tiene una sola boleta y esos tienen más de cinco cada uno.
....Cuando la vieja desaparece y la embarazada termina de pagar su única factura, el discapacitado protesta:
....—¡Caray, con los ciegos de hoy en día...!

10 comentarios:

dolores fernández dijo...

Divertido y real,me encantó.
Gracias por el consejo,cambié el color.Es que soy nuevisima en esto del Blog,pero perseverante.Cuando quieras acepto sugerncias.
Abrazos que siempre vienen bien...

Carmen dijo...

Al menos ¡ninguno era mudo!

Me ha gustado mucho.

Biquiños.

Carmen.

Viviana dijo...

jajajajaja! "En el país de los Ciegos..." ¡Las viejas embarazadas son Reinas!

NoeliaA dijo...

Dolores, bienvenida y me alegro que te haya divertido el relato. Ya le vas a agarrar la mano, pensá que muy perdida no estás si pudista cambiar sola el color de la letra de los coments. ¡Yo al inicio no hubiera sabido hacer ni eso!

Carmen, tal cual, aunque estaría muy interesante un cuento con mudos,todo un reto para el relator te diré. Gracias por pasarte.

Viviana: ¡cuentera perdida, dónde estabas! Viste, al que se descuida la engatuzan. Posteá algún cuento, que te salían bárbaros...

Abrazos gente

Oscar Wild dijo...

Es muy bueno.
El discapacitado mental ¿con qué arma se defendería?
Leí varios cuentos más, me gustaron mucho.
Regresaré.

Óscar Martín Hoy dijo...

Conozco esas prioridades. Ayer mismo una viejita llegó a la caja justo al mismo tiempo que yo. Suelo dejarles pasar pero algo me retuvo, quizás su mirada orgullosa bajándose los lentes, su cabeza levantada como si me examinara en un interrogatorio. Dudé, miré lo que ella llevaba, miré lo único que yo compraba (un paquete de comida para gatos) y al final me dije: "pero si es una vieja chota". Y com ella no añadió ni mu pasé sin más.

José A. García dijo...

Nada peor que una vieja, ciega y embarazada...

Un fresco muy conocido de los pagos fáciles no tan fáciles y rapipagos de cualquier ciudad...

Saludos

J.

NoeliaA dijo...

Oscar Wild, gracias por pasarte. No sé cómo se defendería un discapacitado mental. Es uno de los que más necesitan del apoyo y ayuda social.

Óscar, jaja. Bueno, sí, hay actitudes como las que describís en que la petulancia lo disuade a uno de hacer lo políticamente correcto.

José, ¿sí?

Un beso a todos

Palabras como nubes dijo...

Jajajajajajajajaja, buenísimo, Noe, buenísimo!!! El retrato de la "viveza criolla", me gustó mucho, che; el mensaje de la vieja: "tarde para reaccionar", me impactó más que su ceguera, vejez y embarazo ;) Genial, gracias por compartir estas perlitas.

J&R

Hombre de Neanderthal dijo...

Muy bueno, jeje.