domingo, 13 de septiembre de 2015

Elefante

Un elefante me visita en el sueño cuarenta y tres. No importa cuántos días me tome llegar, él estará si me los sueño todos juntos o si me llevan un mes entero. Sé que es el sueño cuarenta y tres porque él lo dice. Luego, supongo, la cuenta vuelve al cero. El problema viene cuando me visita dos días seguidos y no recuerdo ni un solo sueño entre un cuarenta y tres y el otro. Me quedo preocupada pensando si reprimo todo o si él es un flagrante mentiroso. Esta tesis, la última, me confunde. ¿Mienten los elefantes? ¿O simplemente no saben contar?

1 comentario:

Maria Rosa dijo...



Posiblemente no sepan contar. Los sueños nos siembran dudas y sorpresas.

mariarosa